El cerdo y el pollo protagonistas en el asado para el Día del Padre en Misiones

Actualidad Por REPORTE DIGITAL
Con la cercanía del Día del Padre, los argentinos averiguan sobre precios para el tradicional asado y en este escenario Abel Motte, empresario del rubro de carnes de Misiones, observó que actualmente el consumo de variados cortes de carne se ve influido en mayor medida por la economía nacional y la falta de recursos económicos de las familias.
2F4WF2CH7BC4DCCLMRBGS34KVQ

Expresó que si bien muchos argentinos aún consumen carne en la misma cantidad, el cambio radica en pasar de un consumo exclusivo de carne vacuna a probar y comprar otros cortes variados de cerdo y pollo, más accesibles al consumidor.

Comparó que actualmente es más conveniente preparar un asado con cortes combinados, generando que “el costo del asado baje, porque los cortes de cerdo, algunos son 40, 50, hasta 70% más baratos que el vacuno, y el pollo igual”, puntualizó.

Consideró que también hay cambios en el consumo relacionados a cambios de hábito, ya que muchos argentinos apuestan a un estilo de vida vegano o vegetariano, lo que disminuye el consumo de carne en los comercios.

No obstante, apuntó al bajo consumo por menor poder adquisitivo de las familias y opinó que “los cambios obligados por la economía no me gustan”. En este sentido, sostuvo que “la capacidad de compra, en comparación a hace 10 años, se vio disminuido en un 150% o 200%, porque el dinero no alcanza”.

Por otro lado, indicó que el asado de ternera y costilla hoy día resultan unos de los más caros del mercado, rondando “los $1400 por kilo”, mientras que “un pechito de cerdo está $700, y cortes parrilleros están $450 o $500” puntualizó, por lo que consideró más conveniente comprar diversos cortes de buena calidad que a la vez resulten económicos para el hogar.

Agregó que esto se debe a que “no son productos de exportación”, en comparación a cortes de novillo pesado o media res, productos que sí se exportan y “entonces, los precios de venta de esos cortes que van al extranjero subsidian el precio de la costilla que queda en Argentina”, explicó.

Refiriéndose al escenario económico actual del país, criticó que no haya previsibilidad en el mercado, a comparación de años anteriores. Esta situación llega de igual manera al rubro de las carnes y frigoríficos.

Sobre ello, afirmó que “esa imprevisibilidad es lo que nos angustia a los argentinos. Antes, como empresario, podía hacerle frente a lo que viniera, pero hoy ya no sé qué puede venir”. En la misma línea, expresó preocupado que “se tenga clemencia de las pymes”.

Te puede interesar