¿Quién mató a Claudia? | Los detalles del cruel asesinato de la taxista en Posadas: avances e hipótesis

Actualidad Por REPORTE DIGITAL
En la mañana de este jueves, fuentes consultadas por este medio confirmaron que a través de las huellas dactilares, se pudo reconocer la identidad de la mujer hallada sin vida en un pozo de agua en Nemesio Parma. Efectivamente se trataría de Claudia Benítez. Lee los avances en la investigación.
o_1652909526

Como es de público conocimiento y se fue dando a conocer oportunamente por Misiones Online, la taxista oriunda de Oberá, fue contactada por, aparentemente, tres hombres en la madrugada del lunes. Las cámaras del 911 visualizaron al Chevrolet Corsa, propiedad de la víctima, alrededor de las 7 de la mañana de ese mismo día en zona aledaña al Cepard, a pocos metros del Aeropuerto de Posadas.

Lo que parecía ser una jornada tranquila a nivel provincia por la realización del Censo, terminó alborotando a la población misionera por el hallazgo del cuerpo de una mujer dentro de un pozo de agua, pasadas un poco más de 24 horas de su desaparición.

Al iniciar la jornada, más de una centena de efectivos policiales iniciaron los operativos de rastrillajes a los alrededores del Parque Industrial, aproximadamente a dos o tres kilómetros donde fue hallado el automóvil de Benítez calcinado por el fuego.

El vehículo había sido hallado al final de la avenida del Té, dentro del barrio en cuestión, horas después de haber sido visualizado por las cámaras del Centro Integral de Operaciones. Lo relevante es la posición del asiento del conductor.

Claudia, según lo expresaron sus hermanas, es de contextura pequeña, por lo cual siempre conducía su vehículo en una posición muy cercana al volante. Al momento del hallazgo del coche, el mismo asiento estaba completamente tirado para atrás, lo cual confirma que la mujer no lo conducía aquella madrugada.

Claro esta que los asesinos mataron a Claudia Benítez, la arrojaron en el pozo de agua y luego incendiaron su taxi para así intentar desviar la investigación.

 

Una búsqueda desconcertada y un dato clave
Personal de distintas divisiones de la Policía de Misiones iniciaron los rastrillajes en horas tempranas de ayer miércoles. Hectáreas y hectáreas de monte y vegetación les esperaba para recorrer, sin indicios de donde iniciar la búsqueda.

Según comentaron fuentes intervinientes en el hallazgo del cuerpo, el dato clave lo brindó una fuente anónima, quien aseguraba que vio el Chevrolet Corsa deambulando por la intersección de la avenida 259 y calle 52, ambos caminos terrados que rodean al Parque Industrial.

En una zona arbustos de más de dos metros de altura, se logró visualizar una precaria vivienda abandonada, la cual años antes había sido consumida por el fuego. Los uniformados ingresaron por el pastizal hasta llegar a un pozo de agua, tapado casi en su totalidad por ramas y hojas, pero con rastros de sangre alrededor.

Con una profundidad de siete metros, el cuerpo de una persona fue tirado y cayó hasta el fondo del pozo de agua. Desde arriba, se podía notar que se trataría de una mujer. Con ayuda de la división de Bomberos, lograron quitar el cuerpo.

La víctima estaba atada de manos y con una blusa, de su propiedad, tapándole la cabeza. A simple vista, tenía tres heridas de arma blanca en la zona del cuello, pero no se detectaron más lesiones en otros sectores del cuerpo.

Momentos desgarradores
Fue este medio quien comunicó a las familiares de Claudia Benítez el hallazgo del cuerpo de la mujer, en plena entrevista. Inmediatamente se subieron a los vehículos y se dirigieron hacia el sector donde habrían hallado a la taxista desaparecida.

Una vez arribado al lugar, las hermanas de la víctima perdieron el control y se soltaron en un llanto desconsolado, mientras que la policía no confirmaba la identidad de la mujer hallada dentro del pozo. Pero ya todos se esperaban lo peor.

La noticia llegó alrededor de las 14 horas, cuando un Comisario, a cargo de la investigación, se acercó a la familia Benítez y les confirmó que habían hallado el cuerpo de una mujer con las mismas características que Claudia y les solicitó que se trasladen hacia la Morgue Judicial para realizar el reconocimiento del cuerpo.

 

Autopsia preliminar
Antes de llevarse a cabo el reconocimiento, se confirmó que a través de las huellas dactilares, el cuerpo de la mujer hallado dentro del pozo de agua en Nemesio Parma correspondía efectivamente a Claudia Benítez.

Además, la causa de muerte de la mujer correspondería a las heridas de arma blanca que recibió en la zona del cuello. Se cree que fue arrojada con vida al pozo de agua, asegurando a su vez que el crimen fue cometido por más de una persona.

 

¿Quién mató a Claudia?
Varias hipótesis resonaron en las últimas horas, pero hasta el momento, el único detenido como principal sospechoso es el marido de la mujer, Juan Andrés R. (39), quien se encuentra en carácter de incomunicado pero igualmente su defensa fue ejercida por abogados pertenecientes al Estudio Jabornicky y Asociados.

Tal vez te puede interesar leer: Taxista asesinada en Posadas | El mensaje de dolor que circula en las redes sociales: “Quisiste que éste sea un lugar más seguro para nosotras, gracias por intentarlo”

El dato que se recolectó en principio es que la mujer recibió un llamado de tres hombres para realizar un viaje en dirección al barrio Nemesio Parma. ¿Lo raro? Es que la mujer transportaba a pasajeras mujeres y su marido, se encargaba de los masculinos.

 

Pero, ¿Por qué esa madrugada fue Claudia quien realizó ese viaje? No se sabe. Igualmente, como se mencionó anteriormente, claro está que no era ella quien manejaba el taxi en la zona del Cepard, donde las cámaras de seguridad visualizaron al Chevrolet Corsa.

Cabe destacar los mensajes que filtró una compañera de trabajo de Claudia, a quien esta última le habría contado la difícil situación que transitaba con su pareja y el miedo que sentía estando en su hogar. De esto se aferró el Magistrado interviniente para ordenar la detención de Juan Andrés R.

También resuena el homicidio en ocasión de robo. Para los familiares de la víctima, Claudia recibía amenazas de una mujer tras protagonizar un accidente automovilístico frente a un reconocido local bailable sobre la avenida Maipú casi Uruguay de Posadas. Sus hermanas aportaron audios de whatsapp en relación a ello.

Te puede interesar