Conmoción en el mundo del rugby por la trágica muerte de Kelly Meafua en plena celebración por el triunfo de su equipo

Actualidad Por REPORTE DIGITAL
Tras la victoria ante el Narbona por 48-40, el jugador de 32 años saltó desde un puente de 22 metros de altura hacia el Río Tarn
FQV2C5V2IVBR5JWHSRERX3VIMY

Durante éste fin de semana el mundo del rugby sufrió la pérdida del jugador samoano Kelly Meafua del Montauban de la segunda división francesa, quien el sábado por la madrugada saltó desde un puente al río Tarn cuando celebraba junto al resto de sus compañeros de equipo la victoria que habían conseguido unas horas antes frente al Narbona por 48 a 40.

En un mensaje colgado en su página de Facebook, la Unión Deportiva de Montauban (USM) comunicó la muerte del rugbier, que tenía 31 años, y habló de lo ocurrido como de un “drama” que ha sorprendido a todo el mundo.

“USM Sapiac anuncia con dolor la muerte de Kelly Meafua. Todos estamos conmocionados por la noticia de ésta trágica noticia ocurrida durante la noche del viernes al sábado. Todos nuestros pensamientos están con su familia, compañeros de equipo y todos los amantes del club”, escribieron en la cuenta oficial de Instagram de la entidad.

Según las informaciones que surgieron desde Francia, los bomberos fueron alertados a primera hora de la mañana para acudir en ayuda de dos hombres que habían saltado al río desde el Puente Viejo, de 22 metros de altura, aparentemente después de salir de una discoteca.

Un testigo citado por el diario La Dépêche contó que después de que el primero se lanzara al agua, el segundo hizo lo mismo para intentar socorrerlo. El testigo explicó que retuvo a un tercer miembro del grupo, que estaba borracho, y que también iba a saltar.

En un rápido accionar tras ser alertados, los bomberos rescataron al jugador de rugby, Christopher Vaotoa, de 25 años, que se encontraba en la orilla con un grave estado de hipotermia después de intentar salvar a su compañero, y que posteriormente fue trasladado al hospital de la ciudad de Montauban.

Desafortunadamente, el cuerpo de Meafua pudo ser recuperado dos horas más tarde. Durante las próximas horas se llevará a cabo una autopsia para determinar las causas de la muerte y confirmar si en su organismo había restos de alcohol o de otros estupefacientes.

Originario de Samoa, el deportista de 32 años había llegado a Francia en 2015 para continuar su carrera deportiva. Tras su llegada pasó por el Narbonne y Béziers antes de llegar al Montauban en 2020. Durante esta temporada, el ex internacional de Rugby Sevens había disputado 24 partidos del campeonato y anotado ocho tries.

“Kelly era un jugador muy apreciado por todos, su alegría de vivir era comunicativa y radiante. Hemos perdido a un jugador, un amigo, un hermano”, añadió el club.

Te puede interesar