Ofrecen $1,5 millones de recompensa por información que conduzca al hallazgo de Mario Golemba

Actualidad Por REPORTE DIGITAL
Fue oficializada por el Ministerio de Seguridad de la Nación a través del programa Buscar. La Justicia Federal avanza en busca de la verdad sobre el Caso Golemba. El cambio de carátula a "desaparición forzada" generó un notable impulso en la causa.
images

La investigación por la desaparición de Mario Fabián Golemba (27) ocurrida el 27 de marzo de 2008 tras un viaje por cuestiones médicas a la ciudad de Oberá, que actualmente es llevada adelante por la Justicia Federal bajo la carátula de desaparición forzada, sumó en las últimas horas una recompensa de $1,5 millones para quienes aporten datos certeros que conduzcan al hallazgo del joven agricultor o determinar qué le sucedió.

La decisión fue oficializada en el Boletín Oficial mediante la Resolución 224/2022 por parte del Ministerio de Seguridad. 

Tal como publicó El Territorio hace pocas semanas, por pedido de la Fiscalía Federal y la querella el caso Golemba fue incorporado al Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (Sifebu), dependiente del Ministerio de Seguridad de la Nación, cuyo objeto es coordinar la cooperación con todo organismo que intervenga en la búsqueda de personas.

En líneas generales, el Sifebu registra todos los casos a nivel nacional de personas desaparecidas y extraviadas en cualquier circunstancia como también las personas halladas con identidad desconocida (NN).

 
Más allá de eso, el Ministerio de Seguridad cuenta con el Sistema Federal de Comunicaciones Policiales (Sifcop) que permite la comunicación a nivel nacional de todos los casos de personas desaparecidas, en tiempo real.

 
Además articula el intercambio de información con organismos públicos y entidades privadas que trabajen en la temática, e implementa planes de capacitación y formación para todos los miembros del sistema, así como a fuerzas policiales y de seguridad, jueces y fiscales de todas las provincias y jurisdicciones.

 
En ese contexto el querellante, Rafael Pereyra Pigerl, había explicado que estaba en trámite un expediente para el otorgamiento de una recompensa para quienes brinden datos que permitan avanzar en la investigación, lo que finalmente Nación oficializó.

Te puede interesar