José María Arrúa, sobre la privatización de las Cataratas del Iguazú en el lado brasileño: “Nosotros apuntamos al cuidado ambiental”

Actualidad Por REPORTE DIGITAL
El funcionario indicó que Misiones busca un equilbrio entre el desarrollo turístico y la sustentabilidad y del otro lado de la frontera, según declaró, se prioriza lo económico por sobre el medioambiente con este tipo de medidas. "Va en contraste con lo que trabajamos", sentenció.
Jose-Maria-Arrua

El banco brasileño de desarrollo BNDES adjudicó el martes pasado una concesión válida por 30 años para el Parque Nacional do Iguaçu, un paso importante en su plan para dar un toque verde a las privatizaciones, según informó el portal Bnamericas.

La concesión fue asignada al consorcio Novo PNI, que pagó 375 millones de reales (US$76 millones) para asumir el contrato. Dentro de las metas está lograr 4 millones de visitante al año, realizar más senderos en la selva e implementar un tren ecológico y teleféricos.

Al ser consultado al respecto, el ministro de Turismo de Misiones, José María Arrúa, indicó que la privatización de las Cataratas del lado brasileño «va en contraste con lo que está trabajando la Provincia» cuya política «apunta al cuidado ambiental».

«Brasil tiene un modelo de desarrollo que por ahí choca con el nuestro que es más sustentable y que tiene más que ver con el cuidado del medioambiente», explicó.

El funcionario señaló que constantemente trabajan en un equilibrio para que el desarrollo turístico no constraste con la sustentabilidad.

Para graficar las diferencias entre ambas gestiones, Arrúa señaló que están trabajando con la Administración de Parques Nacionales para que vuelva a incoporar a las Cataratas de Iguazú a la capacidad de cargas. «Se proyecta Semana Santa con un promedio de ingreso (a Cataratas) de 8000 o 9000 personas. Buenísimo para el turismo, malísimo para lo que es el medioambiente y el cuidado del parque», sentenció.

Te puede interesar